En cada etapa del ciclo de vida de las sustancias químicas peligrosas, existe la posibilidad de enfrentarse a situaciones de emergencias como incendios, explosiones, fugas o derrames. Estas emergencias se pueden prevenir mediante la aplicación de metodologías, normas y guías, estas relacionadas con el manejo adecuado de combustibles, equipos eléctricos, fuentes de calor y sustancias peligrosas, propias de la actividad o instalaciones.

Un Protocolo de Respuesta a Emergencia se divide en dos etapas que son la preparación y Respuesta.

Para la organización de un Protocolo de respuesta a emergencia

Se deben de realizar algunos pasos durante su preparación estos son:

  • Realizar el análisis de riesgos: Este tiene como objetivo identificar y evaluar los eventos o condiciones que pueden llegar a ocasionar una emergencia, estableciendo medidas de prevención, mitigación y control de los riesgos que se asocian a las diferentes actividades conforme a su entorno físico y social, ambiental y producción.

El resultado de este análisis de riesgo identificará los escenarios de riesgo, para el punto de partida y organización de un Protocolo de Respuesta a Emergencias.

  • Organizar el Plan de emergencias: Como se mencionó anteriormente el análisis de riesgos nos permite identificar los escenarios de riesgo de esta manera se facilita la protección adecuada de la señalización, puntos de encuentro, localización de protección individual, localización estratégica de equipos de seguridad y para la definición de procedimientos contra derrames, fugas e incendios.

Para este punto debemos resaltar que para cada escenario se establecerá un procedimiento para tomar respuesta en caso de presentarse una emergencia a un escenario especifico.

  • La implementación y el mantenimiento de el Plan de Emergencias:

Para lograr los resultados esperados a través de las acciones previstas en el plan durante en caso de situaciones de emergencia, es necesario dar a conocer debidamente, dentro de la organización, e integrar los planes regionales o locales, que deben actuar conjuntamente en la respuesta a los accidentes.

Este plan también debe considerar la implementación y mantenimiento de un programa de capacitación en diferentes niveles como capacitación teórica, capacitación individual, simulacros.

Este Protocolo de respuesta a emergencias se deberá actualizar y revisar periódicamente, o actualizarlo cada 5 años  o cuando existan modificaciones y/o tecnología del proceso o cualquier otra modificación que afecte el resultado del Análisis de Riesgo en las diferentes etapas de desarrollo del proyecto.

Algunos de nuestros servicios

Licencia Ambiental Única

Conoce más

Estudio de Riesgo Ambiental

Conoce más

Informe Preventivo

Conoce más

Análisis de Riesgos Sector Hidrocarburos

Conoce más
Abrir chat
1
Buen día
¿en qué podemos ayudarte?